Bienvenidos/as a Montesa Turismo.

Queremos daros a conocer las muchas opciones turísticas de que dispone nuestra Villa.

Haremos un recorrido por el emblemático castillo, el museo parroquial, el museo de la almazara, sus ermitas, el barranco de la Fos, el barranco de la Font Santa, la Mola y el resto de rincones de esta histórica villa.

 

Castillo de Montesa

El Castillo es, sin duda, el atractivo turístico más importante. Afectado por el terremoto del año 1748, en la actualidad sólo podemos disfrutar de algunas dependencias de lo que fue en su día el Santo y Real Convento de la Orden de Santa María de Montesa y San Jorge de Alfama.

En la antigüedad el Castillo estaba habitado, principalmente, por religiosos y caballeros. Las funciones de Alcalde eran ejercidas por el sots-comanador, un caballero de la Orden de Montesa. Cuando una persona quería recibir el hábito de caballero pasaba al Castillo y se celebraba la ceremonia de nombramiento. En este Castillo debía de permanecer, al menos cuatro meses, aprendiendo ceremonias y oficios propios de la Orden.

Durante la etapa del tercer maestro de Montesa se realizan las obras más importantes, construyéndose la sala capitular, el reflectorio, la Iglesia, una cisterna, un horno y la muralla que rodeaba el Convento. Todavía hoy, destaca en uno de los muros de la torre el escudo del maestro Pere de Tous.

Posteriormente, se construiría el dormitorio y la capilla de san Jorge, así como la magnífica puerta a las habitaciones del maestro, hoy trasladadas al Palau de la Generalitat en Valencia.

El 13 de abril del año 1926, los restos del Castillo-Convento de la Orden de Montesa se declara Monumento Nacional.

“Dios todopoderoso os haga buen caballero, y nuestra Señora y los bienaventurados san Benito, y san Bernardo y san Jorge sean vuestros abogados.”

 

Museos

En Montesa tenemos dos museos en los cuales podemos encontrar dos características identificativas propias de la vila como son su herencia histórica y patrimonial y sus raices agrícolas tan arraigadas en pueblo valenciano.

Museo Parroquial

El museo propiamente dicho se ubica en un edificio rehabilitado hace veinte años, construido en el primer tercio del siglo XVII, que probablemente formaba parte de la casa propia del subclavero, caballero que ejercía los derechos que sobre los pueblos de Montesa y Vallada tenía la Orden de Montesa.

Reconocido como Colección Museográfico por la Consejería de Cultura de la Generalitat el 24-III-1994, alcanza el patrimonio que se conserva en la iglesia de Montesa y al mismo edificio del museo.

En él se exponen elementos arquitectónicos procedentes, en origen, del castillo, lienzos de temática religiosa de los siglos XVII y XVIII y algunos grabados.

Situación: C/ Santa Bàrbara, 6 

Concertar la visita llamando al teléfono  96 229 90 75 o mediante su web en http://www.museumontesa.com

Museo Almazara

Desde el inicio de los tiempos el olivo ofrece con generosidad sus frutos al hombre. Su majestuosa silueta ha configurado, a través de milenios, la esencia mediterránea, estando presente en todas las culturas surgidas en la dicha cuenca.

La montaña de Montesa, tierra soleada y próspera, guarda en cada rincón de sus sierras, la sabiduría ancestral de sus gentes. La tradición agrícola, transmitida de padres a hijos durante jornadas de duro trabajo, ha convertido en fértiles tierras las escarpadas laderas de los montes, creando un entorno ideal, en el que florece el apreciado Olivo.

El Olivo es un árbol de gran calidad y muy longevo. Se adapta a los secanos y aguanta las elevadas temperaturas del verano aunque no resiste bien el frío. No tiene grandes exigencias en cuanto a tipo de terreno aunque requiere un suelo profundo. En los terrenos fértiles no da mucho fruto ni el aceite es de buena calidad.

Situación: C/ Doctor Fernando Villa Pedroso, 5 

Teléfono: 96 229 90 80 / 673 419 775

 

Fiestas
Fiestas Patronales

Las fiestas patronales se celebran los días comprendidos entre el último viernes de agosto, hasta el primer lunes de septiembre.

Celebraciones religiosas, procesiones, vaquillas, castillos de fuegos artificiales, bailes de disfraces y otros espectáculos hacen que los visitantes gocen y conozcan Montesa y su historia.

 

Hogueras de Sant Sebatià

Las hogueras de Sant Sebastià aunque se hacía en la antigüedad, esta fiesta se recuperó en 1989.

Desde entonces, el sábado más próximo al día del santo (20 de enero) se quema en la plaza de la Vila una hoguera en la que participa gran parte del pueblo.

 

Moros y Cristianos

El 9 de octubre de 1982, un grupo de niños de la escuela de Montesa celebró una entrà de moros y cristianos conmemorando la fiesta de la Comunidad Valenciana. Con el paso de los años, esta festividad ha ido creciendo y, en la actualidad, se desarrolla una espectacular entrà de moros y cristianos, así como juegos de mesa, concursos de paellas y bailes.

 

Fiestas de Sant Vicent

La fiesta dedicada a San Vicent, la cual ha ido intentando arraigar durante el presente siglo, ha estado condicionada a la voluntariedad de los festeros o personas que han querido organizarla. Aunque hay algún testigo en los años veinte, la fiesta, de la manera como le entendemos ahora -con baile y cabalgata, además de las celebraciones religiosas-, posiblemente se inició en los años cincuenta. Los actos organizados solían durar unos dos días, durante los que se hacían las celebraciones religiosas -misa y procesión-, además de la tradicional cabalgata. Otras veces, se añadían una verbena, una abrochó y alguna que otra traca.

La imagen del santo, cedida a la iglesia parroquial por Jose Mª. Domínguez Borgia, solía permanecer en su casa -calle san Vicente, núm. 24- la víspera de la fiesta y se trasladaba a la día siguiente a la parroquia. Finalizada la misa, donde los niños ofrecían una especie de bescuitets, realizaban una pasacalle, acompañados por la banda de música.

Actualmente, y desde 1992 en que vuelve a reiniciarse, se hace la víspera la procesión, y por la noche baile de disfraces. Al dia siguiente se celebra la Eucaristía, y por la tarde la cabalgata.

 

Senderismo

Cerca del Castillo se eleva una llanura rocosa, escenario de batalla en otro tiempo.

LA MOLA es un lugar desde donde se observa todo el Valle de Montesa. Esta montaña, vacía a su interior, forma un enorme depósito de agua de lluvia que abastece el manantial de la Fonteta, muy apreciado por vecinos y visitantes.

Por otra parte, algunas partes de La Mola son el escenario perfecto para practicar el deporte de la escalada. Al lado de la ermita del Calvari se sitúa el BARRANCO DE LA FONT SANTA, donde se puede visitar una cueva muy interesante.

Junto a la SERRA GROSSA, discurre el río CÀNYOLES, donde se puede apreciar la fauna y vegetación típica de los humedales valencianos: adelfas, barbos, anfibios, etc.

Uno de los lugares más interesantes de estas montañas es el BARRANCO DE LA FOS, posiblemente la reserva natural más importante de Montesa.

Durante las noches de invierno es impresionante escuchar el canto del búho real entre las rocas. Desde allí también se puede realizar una excursión al manantial de la Font del Meló.

Para los más atrevidos se recomienda la subida a la cadena montañosa compuesta por la Solana (694 m), la Ferradura (676 m) y el Tossal dels Polsos (684 m).

Aqui teneis unos videos de la Mola Fos y del barranco de la Fos

 

La Mola

Barranco de la Fos

 

 

Gastronomia

En esta sección os mostraremos algunas de las comidas y dulces típicos de Montesa y que por supuesto puedes degustar en los restaurantes y bares de la vila.

Paella

Conocida alrededor de todo el mundo no podia faltar en Montesa.

Podemos encontrar este típico plato tanto en su versión de invierno, con habas, alcachofas, carne de pollo, conejo y albóndigas y su versión más conocida con tomate, judias verdes, garrofó y por supuesto la carne anteriormente mencionada.

 

Arroz al horno

Otro plato tipicamente valenciano es el arroz al horno y sobre todo el realizado en las poblaciones de la comarca.

Los ingrientes principales para realizar esta sabroso plato son: caldo de cocido, garbanzos, lonchas de panceta, costillas de cerdo, morcillas de cebolla, patatas y ajos.

Como curiosidad comentar que a este plato también se le conoce como "arròs passejat", nombre que le sobreviene de que antiguamente se llevaba a cocer a los hornos de pan.

 

Arroz con alubias y nabos

Se le conoce también como "olla pobre" o "arròs junt" cuyo nombre proviene de cuando se cocinaba en grandes ollas en las fiestas locales para que todos los vecinos, sobre todo los que contaban con menos recursos, dispusieran de un plato caliente.

Los ingredientes principales de este plato típico valenciano son las alubias, nabos y carne de cerdo, aunque en algunos lugares se sustituyen las alubias por garrofó y en ocasiones se incluye morcilla.

 

Rosigón

Es un dulce típico de la comunidad Valenciana y está hecho con masa de harina, huevo, azúcar y trozos de almendra, el cual una vez horneado tiene una consistencia dura.