Bienvenidos/as a Montesa Turismo.

Queremos daros a conocer las muchas opciones turísticas de que dispone Montesa.

Haremos un recorrido por el emblemático castillo, el Museo Parroquial, el Museo de la Almazara, sus ermitas, el barranco de la Fos, el barranco de la Font Santa, la Mola y el resto de rincones de esta histórica villa.

Un poco de historia sobre Montesa.

Son escasos los restos prehistóricos aparecidos en este término. Hay vestigios de un establecimiento ibérico en la Cañada, consistentes en abundantes fragmentos de cerámica con decoración geométrica pintada y una pequeña escultura, también de barro cocido, representando un caballito, y los sillares almohadillados reutilizados en diversos paramentos del castillo, indudablemente de época romana y que prueba la existencia, quizá en el mismo sitio en el que luego se edificó el castillo de época medieval cristiana, de construcciones significativas de aquella época.

Aunque su origen se tiene como prerromano, Montesa comenzó a tener importancia en época de los árabes. Más adelante, el rey Jaime I negoció con el caid de Xàtiva la entrega de su castillo. A cambio, el rey donó el castillo de Montesa, con lo cual, a finales de enero de 1248, Abû Bakr Banu Isa se trasladó a la vila.

El 29 de sptiembre de 1277, después de un largo asedio, Montesa se convirtió en villa real en conquistarla el rey Pedro el Grande. Poco después, el 16 de octubre de 1289, Alfonso I de Valencia entregó una carta puebla Montesa y Vallada. Más adelante, en disolverse la Orden del Temple, Montesa fué elegida por el rey Jaime II para sede de la orden homónima, con lo cual, pasó a manos de aquella orden militar

 

Castillo de Montesa

De posible origen ibero y romano, el antecedente directo de la fortificación actual fue levantado por los árabes, del que hay una primera referencia documental en el siglo X.
Tras la supresión de la Orden del Temple, Jaime II y el Papa Juan XXII crearán en 1317 una nueva orden que será la heredera directa de los bienes del Temple: la orden de Montesa. Su creación respondía, por una parte recoger los bienes de la extinta Orden del Temple y por otra parte crear una milicia que pudiera proteger la frontera sur del Reino de Valencia. En 1319 Jaime II donó la fortaleza a la nueva orden, momento el cual, el castillo fue reconstruido y ampliado. La fortaleza de Montesa pasó a ser la sede de la nueva orden, bajo las directrices del Cister y recibiendo el nombre de orden de Montesa. La orden de Montesa pasa por ser, la única orden monásticomilitar del antiguo Reino de Valencia.
Entre 1327 y 1374 se realizaron importantes obras, para atender las obligaciones monacales de los religiosos de la orden de Montesa, unas obras que se prolongaron, de acuerdo a las necesidades hasta bien entrado el siglo XVI.
El 23 de marzo de 1748 un terremoto destruyó gran parte del castillo-convento, obligando a los frailes que sobrevivieron a desplazarse a Valencia, donde se construyó un nuevo monasterio, conocido como el Temple, hoy Delegación del Gobierno en la Comunidad Valenciana.  En 1837, con la desaparición de los señoríos, los bienes de la orden de Montesa pasaron a manos particulares.
En 1926 los restos del castillo-convento de Montesa se declaran monumento nacional. Desde entonces se han sucedido diversas obras de limpieza, estudio y restauración de la edificación. Entre 1946 y 1955 se llevaron a cabo tareas de limpieza y prospección arqueológica, llevadas a cabo por el ejército, del que da testimonio una inscripción que se puede localizar en la base de la peña sobre la que se levanta el castillo.
Entre 1996 y 1998 se consolidan algunos restos, se acondiciona el acceso y la puerta principal, a la vez que se efectúan prospecciones arqueológicas. Entre 1999 y 2000 se continuaron las obras de restauración y se instalaron infraestructuras de agua y suministro eléctrico. En 2005 y 2006 se restauró el perímetro exterior de la muralla y se continuaron las prospecciones arqueológicas. Entre 2007 y 2008 se reconstruyó la sala capitular del castillo.
La fortificación actual corresponde a la reforma efectuada en época cristiana sobre la base de la fortificación musulmana, de la cual solo quedan la entrada en forma de codo y el albacar.
La entrada al castillo se realiza a través de una rampa de acceso que acababa en un puente levadizo y que salva la zona del albacar del castillo. Se corresponde -hoy- con una puerta de medio punto coronadapor un sillar con tres escudos labrados en la piedra. En el castillo solían residir aproximadamente unos veinte frailes, la vida de los cuales era la conventual siguiendo las directrices del Císter.
Las obras más importantes se realizaron bajo el mandato de fray Pedro de Tous (1327-1374), tercer maestre de la orden, que mandó construir la sala capitular, el refectorio, la iglesia, una cisterna, el horno y la enfermería. A finales del siglo XIV durante el mandato de fray Berenguer March se construyó el claustro.

Os ofrecemos un enlace al video La Orden de Santa María de Montesa.

 

 

Museos

En Montesa tenemos dos museos en los cuales podemos encontrar dos características identificativas propias de la vila como son su herencia histórica y patrimonial y sus raices agrícolas tan arraigadas en el pueblo valenciano.

 

Museo Parroquial

El museo propiamente dicho se ubica en un edificio rehabilitado hace veinte años, construido en el primer tercio del siglo XVII, que probablemente formaba parte de la casa propia del subclavero, caballero que ejercía los derechos que sobre los pueblos de Montesa y Vallada tenía la Orden de Montesa.

Reconocido como Colección Museográfico por la Consejería de Cultura de la Generalitat el 24-III-1994, recoge el patrimonio que tenía la Parroquia y no se exponía al culto.

En él se exponen elementos arquitectónicos procedentes, en origen, del castillo, lienzos de temática religiosa de los siglos XVII y XVIII y algunos grabados.

Desde aquí os recomendamos visitar la web http://www.museumontesa.com donde encontrarás más información sobre Montesa, la iglesia, el órgano de la misma,  la orden de Montesa y una gran cantidad de publicaciones locales.

Situación: C/ Santa Bàrbara, 6 

Concertar la visita llamando al teléfono  96 229 90 80 o visitando la Oficina de Turismo situada en C/ Doctor Fernando Villa Pedroso, 5 

 

Museo Almazara

Desde el inicio de los tiempos el olivo ofrece con generosidad sus frutos al hombre. Su majestuosa silueta ha configurado, a través de milenios, la esencia mediterránea, estando presente en todas las culturas surgidas en la dicha cuenca.

La montaña de Montesa, tierra soleada y próspera, guarda en cada rincón de sus sierras, la sabiduría ancestral de sus gentes. La tradición agrícola, transmitida de padres a hijos durante jornadas de duro trabajo, ha convertido en fértiles tierras las escarpadas laderas de los montes, creando un entorno ideal para el cultivo del olivo.

El olivo es un árbol de gran calidad y muy longevo. Se adapta a los secanos y aguanta las elevadas temperaturas del verano aunque no resiste bien el frío. No tiene grandes exigencias en cuanto a tipo de terreno aunque requiere un suelo profundo. En los terrenos fértiles no da mucho fruto ni el aceite es de buena calidad.

Situación: C/ Doctor Fernando Villa Pedroso, 5 

Teléfonos: 96 229 90 80 / 673 419 775

 

Fiestas
Fiestas Patronales

Las fiestas patronales ocupan los 10 últimos días de agosto.

Estas fiestas son dedicadas principalmente a La mare de Déu del Castell, a la reliquia de la Santa Espina y al Cristo del Calvario.

En las fiestas de Montesa, podemos encontrar orquestas, noches para la juventud, actos taurinos, etc. El día más importante suele ser el primer domingo de septiembre, es ese día, cuando pasadas las 7 de la tarde, la Mare de Déu del Castell de Montesa , cruza el umbral de la iglesia.

A la procesión van todos los habitantes, creyentes o no, que se rinden a la devoción que tiene este pueblo valenciano, a este símbolo. Las fiestas acaban con un homenaje a la Mare de Déu con cohetes.

 

Hogueras de Sant Sebatià

Las hogueras de Sant Sebastià aunque se hacían en la antigüedad, habian perdido relevancia durante los años setenta y fué en 1989 cuando un grupo de vecinos del pueblo, posteriormente organizados en l’Associació Cultural d’Amics del Castell fra Miquel d’Aràndiga, prepararon una hoguera en la plaza de la Vila.

Desde entonces, el sábado más próximo al día del santo (20 de enero) se quema en la plaza de la Vila una hoguera en la que participa gran parte del pueblo.

 

Moros y Cristianos

El 9 de octubre de 1982, un grupo de niños de la escuela de Montesa celebró una entrà de moros y cristianos conmemorando la fiesta de la Comunidad Valenciana, desde entonces se celebran las fiestas de moros y cristianos siendo el principal acto, como entonces , l'entrà. Con el paso de los años, esta festividad ha ido creciendo y en la actualidad se desarrolla una espectacular fiesta.

Las comparsas están divididas en dos bandos, el moro y el cristiano. En la fila Mora encontramos 5 comparsas : Alis-Ben-Beguts, Kalibules, Tariks, Masais i Kafftans. En el cristiano, otras cinco: Templaris, Corsaris, Bandolers, Belcebuts y Nidars.

 

Fiestas de Sant Vicent

La fiesta dedicada a San Vicent, la cual ha ido intentando arraigar durante el presente siglo, ha estado condicionada a la voluntariedad de los festeros o personas que han querido organizarla. Aunque hay algún testigo en los años veinte del siglo pasado, la fiesta, de la manera como le entendemos ahora -con baile y cabalgata, además de las celebraciones religiosas-, posiblemente se inició en los años cincuenta. Los actos organizados solían durar unos dos días, durante los que se hacían las celebraciones religiosas -misa y procesión-, además de la tradicional cabalgata. Otras veces, se añadían una verbena, una cordà y alguna que otra traca.

La imagen del santo, cedida a la iglesia parroquial por Jose Mª. Domínguez Borgia, solía permanecer en su casa -calle san Vicente, núm. 24- la víspera de la fiesta y se trasladaba a la día siguiente a la parroquia. Finalizada la misa, donde los niños ofrecían una especie de bescuitets, realizaban una pasacalle, acompañados por la banda de música.

Actualmente, y desde 1992 en que vuelve a reiniciarse, se hace la víspera la procesión, y por la noche baile de disfraces. Al dia siguiente se celebra la Eucaristía, y por la tarde, la cabalgata.

 

Senderismo

Cerca del Castillo se eleva una llanura rocosa, escenario de batalla en otro tiempo.

LA MOLA es un lugar desde donde se observa todo el Valle de Montesa. Esta montaña, vacía a su interior, forma un enorme depósito de agua de lluvia que abastece el manantial de la Fonteta, muy apreciado por vecinos y visitantes.

Por otra parte, algunas partes de La Mola son el escenario perfecto para practicar el deporte de la escalada. Al lado de la ermita del Calvari se sitúa el BARRANCO DE LA FONT SANTA, donde se puede visitar una cueva muy interesante.

Junto a la SERRA GROSSA, discurre el río CÀNYOLES, donde se puede apreciar la fauna y vegetación típica de los humedales valencianos: adelfas, barbos, anfibios, etc.

Uno de los lugares más interesantes de estas montañas es el BARRANCO DE LA FOS, posiblemente la reserva natural más importante de Montesa.

Durante las noches de invierno es impresionante escuchar el canto del búho real entre las rocas. Desde allí también se puede realizar una excursión al manantial de la Font del Meló.

Para los más atrevidos se recomienda la subida a la cadena montañosa compuesta por la Solana (694 m), la Ferradura (676 m) y el Tossal dels Polsos (684 m).

Aqui teneis unos videos de la Mola Fos y del barranco de la Fos. Para ampliar la información sobre el barranco de la Fos seguid este enlace.

 

La Mola

Barranco de la Fos

 

 

Gastronomia

En esta sección os mostraremos algunas de las comidas y dulces típicos y que por supuesto puedes degustar en los restaurantes y bares de Montesa.

Paella

Conocida alrededor de todo el mundo no podia faltar en Montesa.

Podemos encontrar este típico plato tanto en su versión de invierno, con habas, alcachofas, carne de pollo, conejo y albóndigas y su versión más conocida con tomate, judias verdes, garrofó y por supuesto la carne anteriormente mencionada.

 

Arroz al horno

Otro plato tipicamente valenciano es el arroz al horno y sobre todo el realizado en las poblaciones de la comarca.

Los ingrientes principales para realizar esta sabroso plato son: caldo de cocido, garbanzos, lonchas de panceta, costillas de cerdo, morcillas de cebolla, patatas y ajos.

Como curiosidad comentar que a este plato también se le conoce como "arròs passejat", nombre que le sobreviene de que antiguamente se llevaba a cocer a los hornos de pan.

 

Arroz con alubias y nabos

Se le conoce también como "olla pobre" o "arròs junt" cuyo nombre proviene de cuando se cocinaba en grandes ollas en las fiestas locales para que todos los vecinos, sobre todo los que contaban con menos recursos, dispusieran de un plato caliente.

Los ingredientes principales de este plato típico valenciano son las alubias, nabos y carne de cerdo, aunque en algunos lugares se sustituyen las alubias por garrofó y en ocasiones se incluye morcilla.

 

Rosigón

Es un dulce típico de la comunidad Valenciana y está hecho con masa de harina, huevo, azúcar y trozos de almendra, el cual una vez horneado tiene una consistencia dura.

 

 

Contacto y Horarios

Aquí podeis encontrar los horarios y teléfonos de la Oficina de Turisme de Montesa.

 

 

 

Referencias y enlaces de interes

Montesa (València) Wikipedia.

Plan General de Montesa. Catálogo de bienes y espacios protegidos. Diputación de Valencia 2014.

Montesa al teu abast: La seua història, monuments i paratges. Edició: octubre de 1999. Autor: Josep Cerdà i Ballester.

www.museumontesa.com